Seguinos en
 
 
Anunciarse Eventos Actividades Espacios Servicios Ofertas Noticias Blog

LICENSING EN EVENTOS

 

Millones de dólares se movilizan diariamente por nuestro planeta al amparo de licencias. En este mercado, mientras unos reciben una gratificante recompensa por sus ideas, otros, aumentan sus ventas gracias a éstas. Y es que el sector del licensing crece, cada año, de manera desorbitada.

 

Según el Top 100 Licensors 2007 publicado por la revista americana License! Global, las 100 empresas más punteras en licensing representan casi el 75% de las ventas anuales del retail en todo el mundo.

 

Estamos hablando de la modesta cantidad de 135 billones de dólares. El informe de la publicación americana, además, desvela que estas 100 poderosas compañías pertenecen al sector del entretenimiento o los deportes y a marcas corporativas. El licensing se considera como una buena estrategia para aumentar las ventas, y en marketing supone una acción de posicionamiento muy rentable. En determinados eventos se ha convertido en una herramienta de comunicación imprescindible, recordemos sino las acciones paralelas protagonizadas por Cobit antes, durante y después de los Juegos Olímpicos celebrados en Barcelona o, sin ir más lejos, la importancia que ha supuesto Fluvi, la mascota de Expo Zaragoza, antes y durante la celebración de la muestra internacional. Licensing en eventos, ¿dónde nos lleva esta tendencia?

 

Por suerte para los creativos que desarrollan grandes ideas existe el mercado del licensing. Sin duda, las licencias no se convierten en una garantía para la competencia desleal, pero, evidentemente, ayudan mucho. Barbie, Betty Boop, Bob Esponja, Harry Potter, Batman o ‘El señor de las licencias’ -más conocido como El señor de los anillos por el público- entre otros, tienen dueño e invitarlos a un evento, igual que sucede con los vips de carne y hueso, tiene un precio. Depende del caché de lo que deseemos licenciar, ya sea una marca, imagen, logotipo, concepto, personaje ficticio, personalidad o cualquier otro elemento que cuente con derechos de propiedad intelectual, pagaremos una cantidad u otra, pero obtendremos algo seguro: negocio.

 

Actualmente, el licensing está de moda, y todas las categorías de producto apuestan por las licencias, aunque existen sectores que se familiarizan más como es el caso de los juguetes, el textil, la alimentación, o el cine y la música. License! Global, en su top 100 de 2007 publicaba un ranking de las empresas punteras a nivel mundial en venta de licencias y situaba a Disney Consumer Products como el número uno, con unas ventas anuales de 26 millones de dólares.

 

Sin duda, Disney es el líder en esta categoría, pues el resto de compañías se sitúan muy lejos de la productora cinematográfica, ya que en el puesto número dos se encuentra la compañía Philips-Van Heusen con 6,7 millones de dólares, seguida de Warner Bross y de la marca Iconix Group que empatan en 6 millones de dólares.

 

Aplicar licensing en eventos, Exposiciones, festivales, eventos en centros comerciales, lanzamientos de marcas y productos nuevos, fiestas temáticas… sólo son algunos ejemplos del tipo de evento en el que se suele aplicar esta fórmula, aunque tal y como comenta Begoña Díaz, directora de Marketing de Biplano, agencia especializada en licensing: “En España, el licensing se encuentra en pleno crecimiento. El cliente necesita diferenciar su producto, quiere ofrecer algo más a su público objetivo”. En este sentido, ofrece, cada día, más oportunidades.”

 

Un buen ejemplo de oportunidad e innovación en este terreno es el ‘Betty Boop Fan Cruise’. Un crucero organizado por Carnival Cruise Lines y Jason Coleman Inc. y dedicado, única y exclusivamente, a una temática: la legendaria reina de los dibujos animados, Betty Boop.  Durante cinco días, los fans de Betty han tenido la oportunidad de formar parte de los eventos monotemáticos celebrados a bordo del barco, de fotografiarse con Betty, o de volver a ver las películas de esta celebrity mientras navegaban en el ‘Fun Ship’, que partió de San Diego (California) el pasado nueve de octubre, hizo escala en Cabo San Lucas y finalizó su travesía el día 13 en Ensenada, Méjico. Otros ejemplos, no tan creativos y más utilizados, pero que también funcionan, y en los que Biplano ha participado con la cesión de licencias, como es el caso del crucero de Betty, son eventos en centros comerciales: “en el CC. Glorias de Barcelona se montó una zona lúdica con distintos espacios tematizados de Indiana Jones” comenta Begoña Díaz y añade “las exposiciones tipo museo, como una celebrada en Lisboa con piezas únicas y originales de la trilogía de Star Wars o la utilización de Bob Esponja como reclamo para los niños e inundación de camisetas amarillas en la Maratón de la fundación del Real Madrid, son  también ejemplos en los que el licensing ha sido indispensable en el evento”.

 

Los niños, el potencial consumidor

 

Eventos, todo ellos, con un denominador común: el target infantil. Y es que el licensing es una disciplina que se aplica en eventos relacionados con el público infantil, puesto que es el consumidor que dispone de mayores ídolos a los que adorar. La televisión y el cine, ayudan, en este caso, a generar personajes notorios para crear productos licenciados. Y es que, tal  y como explica Almudena Moreno, Directora de Marketing de El Ocho Licencias y Promociones,“los niños son más vulnerables y receptivos a las modas. Además, hay sectores que las utilizan casi al 100%, por ejemplo, en casi todas las mochilas escolares encontramos productos licenciados”.

 

Jordi Prats, Director de Ventas, Marketing y Retail de Copyright Promotions Spain, es de la misma opinión: “los niños, habitualmente, suelen impregnarse de los valores positivos que los personajes de animación pueden aportar. Así resulta relativamente fácil licenciar algo que gusta a padres e hijos y que está diseñado para ser un buen ejemplo en valores además de ayudar a hacer volar su imaginación”.  Aún así, el sector se expande y “se están abriendo mercados para adultos con licencias tipo McLaren”, asegura Begoña Díaz de Biplano.

 

En esta misma línea Laura Navarro, Licensing Manager Spain and Portugal de Imira Entertainment apunta: “La tendencia a licenciar es cada vez mayor para productos de todos los targets. La elección de las familias está determinada por la marca, paralelamente a la economía. No nos damos cuenta pero el reloj del conocido piloto Fernando Alonso, el bolso que percibimos como marca Devota&Lomba y las toallas de Agatha Ruíz de la Prada no son más que productos licenciados”.

 

(Fuente: http:\\www.revistaorganiza.com)

 

Tags: , , , ,

Comments are closed.

© 2011 Mucho Eventos. | Telf. 91 809.03.03 | info@muchoeventos.com